La adolescencia es una etapa complicada tanto para los propios chicos y chicas, como para sus padres y profesores. Una de las dificultades más habituales y que más cuesta gestionar, es la desmotivación en los estudios.

En ocasiones, se observa esta falta de motivación hacia los estudios ya al comienzo de la pubertad, en torno a los 12 años, perdiendo el interés, el compromiso y la responsabilidad.

En otros casos sucede que los chavales abandonan hobbies o deportes que venían haciendo hasta entonces con entusiasmo. Esto provoca en ellos una confusión por partida doble, cuando se empiezan a cuestionar sus propios gustos y prioridades.

Ante el famoso “Estudio porque me obligan, no me gusta”, podemos plantear una estupenda pregunta: “y, ya que lo tienes que hacer, ¿crees que podrías estar aprendiendo algo o creciendo de alguna forma?”

Hablarles de la “dureza de la vida” o de un enorme sacrificio, asusta y, sobre todo, altera la realidad, pues esa no es la única clave ni la principal. Por supuesto, no es la más motivante.

No obstante, a los jóvenes hay que hablarles sin pudor de trabajo, de movimiento, de voluntad y educación.

Hablar de adolescentes y jóvenes desmotivados, al fin y al cabo, es reconocer que no estamos aportando en ocasiones las herramientas necesarias que requieren para superar su día a día.

Sin entrar en hasta qué punto se responsabilizan o no ellos mismos, hay una labor educativa de acompañamiento que nos compete y en la que tenemos mucho por hacer.

Como aumentar la motivación de los adolescentes en educación

Lo más importante para que los adolescentes no pierdan la motivación para seguir estudiando es que reciban el apoyo de sus personas más cercanas.

Felicitarles por sus logros y animarles a seguir cuando no han obtenido las calificaciones esperadas son los dos pilares fundamentales para no perder las ganas de seguir estudiando.

En Task&Time queremos ayudar a los estudiantes a conseguir organizar su tiempo de estudio para que puedan planificar todas sus tareas compaginando sus obligaciones con sus hobbies.

Nuestra agenda virtual, Studeam, será una gran aliada para nunca perder la motivación y conseguir tener siempre todas las asignaturas al día. Perder el ritmo, descolgarse del tren de clase, acumular lagunas y no encontrar gusto a las materias forma una unidad. Las malas calificaciones y falta de autoestima se echan encima del estudiante para convencerle de que no merece la pena continuar.

¡Qué distinta es la actitud del estudiante que aprende a trabajar lo que toca cada día, habitutalmente, sin sobre-esfuerzos! No perderá el tren de la explicación diaria, sus calificaciones podrán ser buenas y sacará tiempo para hacer muchas cosas más con libertad y alegría.

¡La desmotivación nunca será un problema con una buena planificación del tiempo! ¡Llegar a la meta será más fácil con apoyo y buena organización! ¡Anímate!  ¡Anímalos!

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial