De año en año se va observando que los niños con dificultades en educación son cada vez más jóvenes y cada vez son más, en especial a la hora de aprender a estudiar. Si hacemos caso a los expertos, como DIDE educación, habría que añadir que hay una gran bolsa de problemas de aprendizaje por diagnosticar, problemas detectables a muy temprana edad si hubiera un uso inteligente de los medios y voluntad de darles solución. Es una inversión absolutamente rentable que además hace un bien enorme a los niños. Pero en la mayoría de los casos el sistema los diagnostica tarde o ni siquiera los detecta y, por tanto, tampoco los afronta como se debería. (En esto aconsejamos seguir a Alberto Ramírez, un verdadero experto en detección precoz en sistemas educativos.)

Para muchos de estos alumnos es necesario establecer técnicas de estudio que reflejen objetivos alcanzables y realistas. De esta manera se podrá fomentar el estudio y el trabajo diarios de manera sostenible en el tiempo.

Es sano y muy conveniente que los padres de todos aquellos niños que experimentan dificultades en el aprendizaje, así como los mismos chicos, desarrollen una actitud paciente y positiva ante los resultados académicos cuando no son los deseados.

En este post, comentaremos las aptitudes y hábitos que el niño puede tener, cómo estos pueden incidir negativamente en su capacidad de aprender y modos de ayudar al buen desarrollo del aprendizaje.

Problemas principales a la hora de aprender a estudiar.

El problema de tener dificultades en el aprendizaje se agrava si se manifiesta sobre todo en la etapa preescolar, ya que en aprender a estudiaresta se echan las bases del aprendizaje posterior y son fundamentales para el buen desarrollo del proceso educativo.

Estas dificultades suelen verse reflejadas en problemas de atención, de memoria, razonamiento etc. Lo grave, porque genera un triste efecto secundario, es que la falta de estas habilidades en el ámbito escolar también repercute en el desarrollo personal, en las acciones de la vida cotidiana, en las habilidades sociales y de lenguaje.

Muchas de estas dificultades mejoran con un trabajo paciente y supervisado, estableciendo objetivos educativos realistas, alcanzables, controlando las tareas de tal manera que los niños no se vean desbordados por el estudio y puedan recibir un refuerzo positivo por el trabajo que realizan.

Establecer técnicas de estudio para niños

Cada niño tiene sus dificultades y su estilo de aprendizaje, pero cualquiera de ellos tendrá que dedicarle un tiempo mínimo suficiente y lograr una disciplina de trabajo. En esto los alumnos sin dificultades especiales también tienen que esmerarse en esto y disponen de amplio margen de mejora, pero los alumnos con dificultades especiales suelen requerir una atención especial, independientemente de su estilo de aprendizaje.

Mejorar, avanzar, les exige perseverancia, puede que un mayor esfuerzo y un trabajo muchas veces muy ordenado y pautado. La atención, la comprensión, la asimilación y la memorización son operaciones que se ven favorecidas en un marco disciplina tranquila y buen hábito de trabajo.

En Task&Time queremos brindar apoyo a todos los alumnos independientemente de las condiciones de aprendizaje que tengan. Como profesionales en el ámbito educativo sabemos que una buena gestión de las tareas y del estudio ayuda en gran parte a buen desarrollo y les ayuda a aprender a estudiar. Pero también queremos apoyar a esos padres y profesionales que acompañan con perseverancia a los chicos con alguna dificultad en su estudio diario. Sabemos que muchas veces ya es un problema saber qué tendrían que hacer, cuándo y por cuánto tiempo.

En base a esto creamos aplicaciones que pueden aprovechar tanto los centros educativos (Studytask, la cual ayuda a la gestión de las tareas por el profesorado), como las familias (Studeam, la cual ayuda a gestionar a los alumnos dichas tareas y además establece un control sobre ellas para evitar la sobrecarga de deberes y la desorganización.)

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial