Cuando a los adultos se nos encomiendan muchas tareas, normalmente comenzamos a descartar cosas y a establecer prioridades en función de algún criterio, y al final ocurre que de diez tareas pendientes, decidimos hacer ocho y finalmente acabamos haciendo seis, todo esto debido al exceso de deberes.

Mandar demasiados ejercicios o estudiar demasiados temas, tiene el mismo efecto.

Si para el examen entran muchos temas, y si les han mandado muchos ejercicios de varias asignaturas, se centrarán en lo que más les gusta, en los que se hagan más rápido o en aquellos para los que tengan tiempo, admitiendo como normal que no pueden llegar a todo. Las excusas serán fáciles para no intentarlo siquiera.

Entonces, los estudiantes, ¿aprenden y retienen, o solo memorizan?

Frases como, “engullir el contenido”, o “aprenderse las lecciones como un loro”, quien no ha escuchado eso alguna vez en su vida… Esto es tan real y tan normal que quizás se esté convirtiendo en la única forma de estudiar, al sentir de tantos alumnos.

exceso de deberes

Memorizar lleva menos tiempo, pero la retención se limita a un tiempo mucho menor. La información se olvida rápidamente y al aprender en bloque, es probable que olvides fragmentos importantes para realizar análisis y que no sea sencillo aplicar la información al caso puntual.

Que el pensamiento crítico es fundamental y que puede enseñarse es una realidad, pero toma trabajo y esfuerzo.

¿Qué podemos hacer ante esto? ¿Existe remedio?

Evidentemente, para todo en esta vida suele haber una solución, más rápida o más lenta, que nos guste más o menos, pero la hay.

En este nuevo mundo entregado a la tecnología, se crean todo tipo de soluciones informáticas, como plataformas o aplicaciones digitales, que atienden a problemas y necesidades como la comentada.

exceso de deberes

Studytask y Studeam son aplicaciones que gestionan el tiempo, tanto para los docentes como los estudiantes. Con ellas se puede controlar y ordenan las tareas de manera que los docentes son absolutamente conscientes de las tareas que ellos mandan y las de sus compañeros, para establecer un flujo apropiado de tareas diarias a los estudiantes. Y los estudiantes podrán “aprender a aprender” a trabajar: planificación, constancia, realismo, autocontrol…

Hay que entrenarse en estudiar cuando toca, para evitar la memorización sin sentido en el último momento. Son herramientas que ayudarán a los estudiantes a transformarse en “hormiguitas” del trabajo, para llegar lejos por su constancia perseverante.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial