La mayor parte de la gente suele subestimar el tiempo  que le va a llevar a hacer la lista de tareas, ya sea por su dificultad o por el tiempo que creemos que nos puede llevar hacerlas, en especial aquellas tareas que no nos gusta hacer.

El tiempo es un recurso limitado, pero tiene cierta elasticidad, por lo que siempre podemos engañarnos a nosotros mismos queriendo terminar una tarea en un tiempo imposible.

Nuestros deseos, miedos, apetencias, prejuicios, etc., cortocircuitan nuestra objetividad y constantemente nos empujan a desviar la mirada cuando tomamos ciertas decisiones.

Además el cálculo concreto de la carga de trabajo y el tiempo disponible para realizarla no es fácil y sí bastante aburrido. Así que engañarse es muy fácil: planificamos a corto plazo sin visión de conjunto, sin reflexión suficiente, movidos por el estado de ánimo, por impulsos y gustos varios.

Y sí, este inconveniente de gestión del tiempo es algo muy común en los alumnos, ya que diariamente se someten a realizar tareas de estudio o de deberes que, en su gran mayoría o les pesa o no les gusta.

Cuanto menor es la edad más les cuesta entender que el corto plazo no lo es todo y que conviene no dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy.

¿Cuántos alumnos estudian habitualmente? La inmensa mayoría lo deja para el tiempo de exámenes, justificándolo con un mejor aprovechamiento de la memoria (otra versión del autoengaño).

La realidad es que muchos alumnos sufren una habitual frustración por no controlar su tiempo ni sus tareas.

Poco a poco van engordando el saco oscuro de las tareas para más adelante. A la menor dificultad o disgusto la tarea es colocada en ese saco de la indeterminación, mientras el reloj sigue corriendo. Así consiguen un alivio momentáneo que no sale gratis. Mientras el cerdo va engordando para la matanza, paga el peaje de un malestar de fondo inconsciente por ese número en aumento de tareas a la sombra, una masa sin contornos definidos que aguarda su momento para cuando es demasiado tarde.  Dejar muchas tareas pendientes es contraproducente y termina por volverse contra nosotros.

A esto hay que añadir la descoordinación por parte del profesorado cuando mandan deberes, pudiendo ocasionar excesos puntuales de carga de trabajo muy desmotivantes.

lista de tareas

La solución de Task & Time

En Task & Time creemos que la organización y la planificación del tiempo son claves necesarias para poder realizar todas las tareas a tiempo y correctamente.

Nuestras aplicaciones web ayudan a acabar con la mala organización de la lista de tareas. Studeam ayudará a reducir el autoengaño y la ansiedad que conlleva no controlar el tiempo necesario para acabar todas las tareas acumuladas por parte del alumno

Nuestra aplicación Studytask, es una aplicación web que organiza al profesorado para que pueda crear una lista de tareas objetiva con la que podamos hacer una buena gestión del tiempo y las obligaciones del niño en casa no anulen su tiempo libre.

Esta aplicación es la primera entre las aplicaciones escolares que mide, coordina, diagnostica y facilita la responsabilidad de los alumnos, haciendo partícipe al profesor que es plenamente consciente del tiempo que le va a llevar al alumno más lento realizar las obligaciones del niño en casa.

Adiós al autoengaño

El hacer una lista de tareas y tener clara la importancia de las mismas son dos aspectos importantes y necesarios para hacer una buena organización de las mismas.

Muchas veces la planificación del tiempo se nos hace cuesta arriba porque no es fácil de hacer bien, nos exige cálculo, honestidad con nosotros mismos, toma de decisiones y un tiempo de elaboración que tantas veces nos parece “tirado a la basura”, pues rara vez llegamos a cumplirlas. La frustración suele acecharnos cuando vemos que esta situación se repite una y otra vez.

Y sin embargo estimar y tomar decisiones es necesario para planificar y necesitamos planificar para tener los objetivos claros en el tiempo. Así estaremos enfocados y concentraremos nuestras energías.

Tener una planificación con malas estimaciones es mejor que no tener ninguna. Y para ayudarte en esta tarea diaria, desde Task & Time te proponemos nuestro planificador de tareas Studeam, para que de forma rápida estimes el tiempo cada tarea por separado y dejes al programa decidir por ti el orden y el momento de ejecución de manera óptimas. Nuestra propuesta automática evitará que te engañes y pongas energía en calcular si tendrás tiempo para cumplir con tus obligaciones.

¡Consigue acabar con el autoengaño y organiza todas tus tareas con la ayuda de nuestra aplicación online!

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial