La necesidad de educar en hábito de estudio

En las Academias de refuerzo es un reto diario lograr que el estudiante en apuros mejore. Tienen que demostrar a sus clientes (familias) que hay algún resultado positivo a final de curso (si puede ser, antes). Y para eso cuentan con un contacto cercano con el alumno, un entorno de trabajo más controlado y la experiencia de múltiples casos similares. En ocasiones la Academia es capaz de acortar el camino hacia el aprobado por el conocimiento que tienen de las pruebas que ponen los profesores del colegio o el instituto al que pertenecen sus estudiantes. Pero al final, la mayor parte de los casos, lo que necesitan es que el alumno se ponga a trabajar de verdad por un tiempo suficiente. A la gran mayoría les falta hábito de estudio, sencillamente porque no se ponen a estudiar lo necesario.

 

Hacer lo que toca cuando toca

 

Ante este reto se aplican diferentes estrategias, pero en cualquier escenario, se hace necesario supervisar que el estudiante se enfrente a un conjunto de tareas en un tiempo determinado. Si se ignoran estas tareas y no se sabe qué debería hacer en cada momento, es imposible la supervisión. La baja motivación y autonomía de estos chicos y chicas provoca el rápido decaimiento del propósito. Los orientadores y pedagogos ven importante partir de una planificación clara, concreta y realizable, sobre la que evaluarse cada día. Crecer en hábito de estudio requiere de este ingrediente, más aún si es necesario el acompañamiento para lograrlo. De ahí, precisamente, nació la idea del planificador de tareas de estudio y deberes, la app Studeam, de la startup en Edtech Task & Time.

Antes de fundar Task & Time, el que suscribe puso en práctica durante un año una metodología con 15 alumnos para iniciar y supervisar su hábito de estudio. Uno de los principales retos era saber con certeza qué tareas tenían que hacer realmente, el segundo generar una planificación concreta que permitiera supervisar el proceso y concentrar los esfuerzos en el rato de cada tarde en que los tenía bajo mi cuidado. Este procedimiento de planificación-supervisión se hizo artesanalmente, sin herramientas digitales. Al final de la experiencia estábamos convencidos de su gran utilidad y la conveniencia de desplegarlo mediante aplicaciones informáticas. De otro modo, no sería sostenible.

 

Dos apps para la gestión del tiempo y el hábito de estudio

 

Así nacieron dos aplicaciones: StudyTask, para medir y coordinar la carga de trabajo de los centros educativos, que en su posible aplicación para Academias, permite el control de la planificación de un grupo variado de estudiantes en un horario de estudio muy simple de lunes a viernes (por ejemplo, el horario de la academia). Marcaría lo que debería ser hecho y el responsable vería qué alumnos están en una situación difícil por exceso de tareas acumuladas o falta de horario de estudio. La analítica de esta app es amplia y permite cosas aplicables a la dinámica propia del coaching educativo que hacen las academias.

La otra herramienta web es Studeam: el planificador (app) del estudio y los deberes, todo un planificador personal para estudiar en los ratos disponibles y con los tiempos particulares del usuario. Está pensada para adquirir un hábito de estudio fomentando el autocontrol, la previsión y la autoevaluación permanente. Lo que se hace en la Academia debe poder tener una continuidad fuera de la Academia y que el chico vaya haciéndose autónomo. Si además consideramos chavales con posible TDAH o trastornos que dificulten la percepción del tiempo, la ayuda que les prestará a sus padres y ellos mismos puede ser muy grande.

Para potenciar nuestra estrategia de arranque en hábito de estudio estas apps se pueden utilizar del siguiente modo:

    Studeam logo
    • Aportar Studeam al estudiante, si le coge el gusto, es ya de por sí muy positivo, pues estará entrando en un aprendizaje muy valioso de gestión del tiempo que previsiblemente mejorará su rendimiento académico a corto / medio plazo, y a los padres les encantará que lo use. Si el chico se compromete a intentar lo que muestra su planificador, basta que lo comparta con su tutor en la academia para saber de qué preguntar al día siguiente.

     

    Studeam logo
    • Utilizar StudyTask tendría la función de comprobar con el estudiante, cuando está en la academia, si tendrá tiempo suficiente para terminar sus tareas o debería prolongar el trabajo en casa y por cuánto tiempo. Al tutor o pedagogo le permitirá detectar los excesos de tareas y avisar a los padres de las medidas que deben tomar para solucionarlo, pero también demostrar si el horario de trabajo del estudiante es adecuado o insuficiente.

     

    Share This
    Close Bitnami banner
    Bitnami