+34 671 836 555 info@taskntime.org

La responsabilidad del estudio en los niños y su valor educativo

Los niños no deberían tener ni muchas responsabilidades ni tampoco grandes, precisamente porque son niños. Pero desde pequeños vamos aprendiendo a asumir responsabilidades y cada vez ser más autónomos. Es el camino hasta la madurez

Los padres tienen una gran tarea: ayudarles a que sean conscientes de sus responsabilidades, dar razón de ellas y exigírselas a su medida. Sobre la base del amor a los padres, los niños quieren responder a sus demandas, pero también necesitan entender por qué es bueno hacer lo que se les pide y cómo tienen que hacerlo

Estudiar es una de las grandes responsabilidades de los niños, de la que se tienen que hacer conscientes poco a poco hasta ser lo más autónomos que sea posible. Y los padres debemos darle importancia porque es muy educativo y provechoso para nuestros hijos. En Task & Time queremos ayudar a las familias con orientaciones para la mejora del hábito de estudio de sus hijos en lo que respecta a la gestión del tiempo.

Caigamos en la cuenta de que es una responsabilidad que afecta a gran parte de su día y que suele implicar acciones que no les gustan o no les importan. Si no hubiera quién se las exigieran, la mayoría de los niños no las harían. Sin duda que el chico que aprende a gestionar esta responsabilidad adecuadamente adquiere un gran valor y se hace maduro.

Siete responsabilidades de los niños

La responsabilidad de estudiar tiene un contenido complejo que hemos querido dividir en otros siete puntos habituales. ¿Qué es estudiar en la vida de un escolar? Lo enumeramos:

  1. Atender a los conocimientos que exponen los docentes, sea en clase o por videoconferencia.
  2. Participar en clase y consultar las dudas para poder avanzar con el temario sin problemas.
  3. Realizar las tareas que proponen desde el claustro de profesores lo antes posible.
  4. Asimilar los conceptos nuevos que hayan enseñado en clase.
  5. Preparar resúmenes o esquemas con las ideas principales.
  6. Leer el material del día siguiente para así poder hacer preguntas al profesor.
  7. Repasar lo ya estudiado para tener fresco todo el conocimiento antes de un examen.

Cumplir bien con la responsabilidad del estudio implica todos estos pasos. Es un conjunto de acciones muy exigente, porque van encadenadas y se desarrollan a lo largo de bastante tiempo en distintos momentos. Nosotros nos vamos a centrar en un aspecto complicado de los pasos del tercero en adelante.

Planificar las tareas (deberes) para hacer lo que toca cuando toca

Estos pasos suelen realizarse en casa, de una manera más o menos autónoma. Pero muchos estudiantes se van desentendiendo del estudio diario y prácticamente no repasa los contenidos. Se deja el primer estudio para el momento anterior al examen. Son muy pocos los que llevan el estudio “al día”. También es cierto que las materias y los deberes pueden ser muchos y organizarse bien el tiempo no es fácil, de modo que los estudiantes van arrastrando tareas pendientes hasta que ya no hay más remedio que afrontarlas.

Educar en un buen hábito de estudio no es fácil. Implica una buena gestión del tiempo, una planificación adecuada que decida lo que hay que hacer en cada momento. Si lo que tenemos que hacer no nos gusta muchas veces lo dejamos para más tarde. Si le pasa a los adultos, a los niños mucho más.

Otras veces los pequeños estudiantes se ponen manos a la obra pero les lleva muchísimo tiempo. Simplemente no se concentran, están inmersos en su imaginación o esperando a que llegue otra tarea más interesante. A muchos padres puede desesperarles ver que se pasan las horas “muertas” y las tareas siguen sin hacer. O el problema de cómo pasar de una lista clara de tareas a un plan de trabajo para «esta misma tarde».

Una app y un método sencillo para organizar el estudio

Para ayudar en este proceso y educar en gestión del tiempo, existe una app que planifica automáticamente el estudio y los deberes. Se llama Studeam y la hemos creado para mejorar el hábito de estudio. Studeam consigue que se tenga claro lo que habría que hacer de forma inmediata y concreta, incluyendo los descansos necesarios. Merece la pena ver lo que logra en un clic.

La responsabilidad diaria del estudio comporta muchos retos y el estudiante deberá ir superando cada uno. La gestión del tiempo y educarse en hacer lo que toca cuando toca es uno de los más importantes. No siempre se le presta la importancia que tiene. Si crees que tus hijos necesitan ayuda al respecto porque no se organizan bien, prueba Studeam, ya que su uso implica la interiorización de un método para la gestión eficaz del tiempo, no es simplemente tecnología digital.

 

Close Bitnami banner
Bitnami