+34 671 836 555 info@taskntime.org

¿Existe una planificación óptima del estudio?

En Task & Time creemos que planificar es una necesidad de todo estudiante y una actividad propia de un buen hábito de estudio. Nos propusimos crear un algoritmo de planificación para organizar el estudio de un estudiante genérico y nos planteamos cómo debería planificar, qué reglas serían las más adecuadas. Buscamos encontrar la planificación óptima del estudio.

La idea era construir una app que en un clic transformara un conjunto de tareas diversas en un plan objetivo concreto, listo para ser seguido y favorecer el proceso de decisión y de aprendizaje. Esa app ya es una realidad: STUDEAM. Efectivamente, esta agenda virtual “inteligente” es capaz de organizar el estudio y los deberes de una gran mayoría de estudiantes. ¿Pero cómo lo hace? ¿Qué criterios sigue? A nosotros nos gusta decir que STUDEAM produce una planificación óptima del estudio. Dicho lo cual hay que dar una explicación.

 

Significado de planificación óptima del estudio

Así, a primera vista, caben muchas formas de organizar las tareas de estudio o los deberes de un estudiante. Al final toda planificación debería ser personal. Pero estaba claro que hay algunos principios de planificación de sentido común, sin los cuales no se puede planificar bien con la finalidad de aprender mejor y adquirir un buen hábito de estudio.

Contábamos con la experiencia de haber tenido que planificar a mano a muchos estudiantes durante un año completo y haber entendido cuán importante es aprovechar bien el recurso del tiempo y sostener la atención durante el trabajo. Planificar el estudio significaba para nosotros organizar el estudio para estudiar bien. Por tanto, los criterios tienen mucho de pedagógicos, pero también de gestión elemental del tiempo.

Hablar de solución óptima suena a solución única y la mejor solución. Es un ideal, pero cuando reflexionamos sobre las alternativas que tienen sentido, unos cuantos criterios básicos eliminan muchas posibilidades, de manera que se queda muy reducido el abanico de opciones. Vamos a exponer estos criterios, presupuestos o condiciones para que se entienda mejor.

 

Presupuestos clave de toda planificación para estudiantes

 

El tiempo es un recurso finito

El tiempo es finito para todo. Finito es el horario de estudio en el que se puede trabajar como finito debe ser el tiempo dedicado a cada tarea.

Intentar planificarlo todo

Las tareas que se quieren planificar son tareas que se quieren hacer (el planificador no debe elegir de entrada dejar de hacer ninguna). Esto tiene su otra cara en los profesores que encomiendan esas tareas a los alumnos: las mandan porque hay tiempo para hacerlas todas, no para que lo estudiantes elijan unas y abandonen otras. En el caso de instituciones educativas obligatorias este criterio básico es todavía más necesario. De hecho antes de construir STUDEAM desarrollamos StudyTask para asegurar que medíamos la carga de trabajo de los alumnos y saber cuándo había sobrecargas (pulsar aquí para ver más)

Criterio de urgencia

Cuando un estudiante elige empezar por la tarea cuya entrega es más lejana en el tiempo (probablemente por ser la que más le gusta), habiendo otras tareas que de mayor urgencia que deja para más tarde, está asumiendo el riesgo de quedarse sin tiempo para ellas. La regla del refrán: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” es una regla de oro para STUDEAM. Hay que considerar que mañana los profesores mandarán nuevas tareas que no puedo prever y aumentarán el riesgo de no terminar las tareas urgentes.

La preparación inmediata a un examen

Hay tareas importantes, como la preparación de un examen, que no deberían organizarse con criterio de urgencia puro. Más bien hay que abordarlas en las fechas anteriores más próximas a los exámenes, porque muchos elementos suelen involucrar la memoria a corto plazo.

Al mismo tiempo nos pareció que el estudiante debe asumir que los exámenes no deben interrumpir totalmente las demás actividades simultáneas. Debe quedar algún tiempo para continuar haciendo otras taras.

La distribución de tareas largas con largo plazo de entrega

Si hay tareas para las que tengo mucho tiempo disponible, y que son demasiado largas para ejecutarlas de forma continua, conviene distribuirlas. Es el caso probable de la lectura de un gran libro. No tiene sentido hacerla de golpe, sino poco a poco hasta el día en que se ha de rendir cuentas. Lo razonable es que las tareas de estas características siempre se puedan planificar de esa manera, sería lo más adecuado. Y los fragmentos de estas tareas impacten “poco” en cada sesión de estudio hasta la fecha de entrega.

Hay que intercalar descansos

Las tareas han de partirse muchas veces por descansos que recuperen la atención y permitan un trabajo sostenido con rendimiento. El tiempo de estos descansos forma parte del tiempo mismo de estudio. Y STUDEAM los administra de manera que sea el mínimo indispensable para cumplir los objetivos. Se trata de aprovechar al máximo el tiempo disponible o no será óptima la planificación.

No consideramos la multitarea

Seguramente habrá algunos que pueden realizar varias tareas bien simultáneamente, pero decidimos descartar esta posibilidad fuera de lo común. Cada tarea necesita un tiempo en exclusiva para ser bien hecha.

 

Personalización objetiva

Establecidos los anteriores criterios, debíamos fijar los elementos de personalización objetivos. No hablamos del gusto, de la apetencia o de la capacidad concreta para hacer unas tareas u otras. Nos referimos más bien al horario marco de estudio, al tamaño de los descansos o a los eventos diarios que alteran el horario marco.

Todos los estudiantes tendrán un horario de estudio suyo propio, de acuerdo a sus propias circunstancias vitales. Igualmente, cada uno se apaña mejor descansando de una manera determinada y, como es lógico, en cada vida concreta tienen lugar unos acontecimientos particulares que pueden alterar las sesiones de estudio.

 

Conclusión

Con todos estos elementos, STUDEAM construye una propuesta que aprovecha el tiempo al máximo, con la máxima seguridad ante entregas. Pero es cierto que hay unos cuántos parámetros fijados por la herramienta para hacerla más simple, a costa de perder flexibilidad.

Podíamos haber introducido más criterios o hacer que esos parámetros fueran configurables por el usuario, pero deliberadamente optamos por el mínimo número que nos pareció razonable y comprensible por multitud de usuarios. Queríamos que el resultado de cada planificación de STUDEAM fuera reconocible, incluso previsible, para el usuario que lo ordena. Y sobre todo, queríamos que la planificación fuera educativa y representara lo que habría que hacer en cada momento. Creemos que será una ayuda potente para no procrastinar. ¿Lo hemos conseguido? Juzga por ti mismo viendo el vídeo que te dejamos abajo y cuéntanos qué te parece la experiencia.

Luis Javier Álvarez Garrido

CEO en Task & Time

Close Bitnami banner
Bitnami