+34 671 836 555 info@taskntime.org

El agobio en los estudiantes

¿Te agobian tus estudios? Tu vida en el colegio, en el instituto o en la universidad, ¿la sientes como un sin vivir? ¡Bienvenida entonces! No sé las cifras, pero sé que hay muchos estudiantes cuyo día a día lo sienten como tú: una lucha por terminar a tiempo las tareas y sacar adelante el curso. Los estudiantes agobiados, estresados, angustiados e incluso con ansiedad periódica, ¿no son demasiados?

 

Una realidad muy común

He sido profesor de secundaria y tutor de bachillerato, y he vistos demasiados alumnos agobiados. Pero antes aún, cuando iba a la escuela y me sentaba en sus mismos pupitres, recuerdo mis días como una lucha constante por terminar las tareas y estudiar lo que me tocaba. Sentía que siempre me pillaba el toro, hiciera lo que hiciera, generalmente el tiempo era insuficiente para llevar las cosas con tranquilidad. He hecho miles de exámenes en mi vida y podría decir que prácticamente todos me tuvieron ocupado hasta el último minuto. Es como una sombra constante que cubre casi todo el tiempo, con la sensación de que no va a ser suficiente, de que hay que darse prisa.

Los episodios de chicas y chicos con ansiedad en tiempo de exámenes no eran algo extraño, principalmente en bachillerato. Es cierto que no todos los agobios tienen las mismas causas y que hay muchos otros alumnos que nunca se inquietan, aunque deberían hacerlo: los que pasan completamente. Los estudiantes que dejan todo para el último momento deliberadamente, si temen suspender, es lógico que experimenten angustia. Ellos tendrán que valorar si les compensa el disgusto por el esfuerzo en el tiempo de descuento.

 

Uno que no se agobiaba. ¿Cómo lo hacía?

Pero yo no era de estos. Más bien intentaba cumplir con todo. Y por perfeccionismo, por mala gestión del tiempo, por exceso de tareas mal planteadas… vivía en una constante lucha por terminar. Me preguntaba: ¿no podría ser yo como “Marce”? Porque Marce era justo lo opuesto. Casi siempre iba relajado a los exámenes y pocas veces les dedicaba tiempo el último día. ¡Todo bajo control, sin agobios, sin prisas! Y encima sacaba buenísimas notas. ¿Cuál era el secreto?

No sería justo ocultar que Marce era muy inteligente, pero además Marce tenía era un gran orden, una buena disciplina de estudio. Tampoco sería justo negar que no había otro como él.

Las causas de esa lucha contra el tiempo y el agobio que la acompaña son varias. Si quieres vencerlos habrá que identificarlas. Sólo voy a hablar de una práctica sana que puede ayudarte a descubrirlas mientras rebajas el nivel de agobio: ¡planificarse siempre! A ver si nos parecemos a mi compañero Marce.

 

Un remedio al alcance de todos: planificarse

Reconozco que puede ser un rollo, que parece que nos quita tiempo, pero necesitamos planificarnos cada día. Y especifico más: necesitamos planificar de forma concreta y detallada. Es decir: decidir qué hay que hacer en cada momento y por cuánto tiempo, fijando fronteras a las tareas y a la sesión de trabajo total. Hay que marcarse límites e intentar respetarlos y también hay que evaluar lo que vamos consiguiendo para volver a replanificar. ¿Es esto muy difícil?

Hay personas que no son capaces de sostener la costumbre de planificarse. Se desaniman pronto al ver que no salen las cosas como esperan y sienten que no merece la pena. Pero es falso: están empezando a identificar lo que puede fallar y sin duda que no van a estudiar peor por planificarse. Más bien lo contrario: empezarán a ser algo más eficaces y a agobiarse menos. Cuando a mí me enseñaban esas planificaciones mis estudiantes, podía comprender mejor lo que le pasaba a cada alumno.

Para aquellos estudiantes que le echáis demasiado tiempo al estudio, esto de planificarse es más importante todavía. ¡Fija un orden de tareas con hora de inicio y hora de término para cada una! Planifica el largo plazo por encima, pero el corto plazo hazlo con detalle: hoy, esta tarde, lo que vas a hacer en las próximas 3 horas. Creo que estas pautas ayudaron a alumnos de mi tutoría que estaban atascados o gastaban un tiempo enorme en sus tareas.

 

Una app contra el agobio: planifica el estudio y los deberes por ti

Como sé lo difícil que es organizarse bien y sostener el hábito, se me ocurrió crear una app para facilitarlo. Puedes probar STUDEAM una app que te ayuda a hacer esto precisamente. Es un planificador del estudio y los deberes, una agenda virtual que organiza el estudio de forma automática. Le introduces las tareas y esta app para el estudio te planifica en un clic. Agendas virtuales así no existen otras ( parecido puedes mirar Shovel). Si quieres hacerte una idea más clara te dejo este tutorial de la herramienta:

Te ahorras así la pereza de pensarlo y dibujarlo en un papel. A mí me daba mucha pereza planificarme y he comprobado que muchos estudiantes no se planifican bien. Por eso decidí construir esta agenda virtual inteligente, porque creo que puede ayudar a muchos estudiantes a mejorar la gestión del tiempo y el hábito de estudio.

Pero si no te apañas con las apps, lo importante es que te planifiques de algún modo, en cualquier papel sucio que tengas a mano, pensándolo bien, pero sin atascarte. Es mejor una planificación concreta mejorable, que no tener una planificación. Espero sinceramente que te ayude a descubrir lo que falla, a corregirlo y sentir tu día de una manera distinta. Y si no avanzas, pide ayuda a tu tutor o tu orientador pedagógico. Porque no puedes pasarte la vida “agobiado por los estudios”.  

Luis Javier Álvarez

CEO en Task & Time

 

Close Bitnami banner
Bitnami