+34 671 836 555 info@taskntime.org

Planificación óptima del estudio

STUDEAM, la app que planifica el estudio de forma automática, permite una cierta flexibilidad, pero siempre partiendo de unas reglas fijas. Las reglas de planificación que aplica definen lo que en Task & Time llamamos planificación óptima, según analizamos en un post anterior (Planificación óptima del estudio).

Ciertamente la organización del estudio óptima para cada uno debería ser siempre personal. Pero en aquel post nos hacíamos la pregunta sobre la existencia de una planificación óptima en general. ¿Existe una forma óptima de organizar el estudio o los deberes en términos objetivos, al margen de las condiciones particulares de cada individuo? STUDEAM ofrece una propuesta de planificación óptima objetiva, orientada a provechar el tiempo disponible al máximo.

 

Personalización de la organización del estudio admitida por la app

STUDEAM permite cierta personalización que ya comentamos entonces: tener en cuenta la forma de descansar, los tiempos personales de ejecución de cada tarea, el horario marco de trabajo y los eventos que lo alteran ocasionalmente. Pero las reglas de planificación aplicadas siguen siendo las mismas.

Está claro que una planificación automática, para ser práctica, no puede personalizarse hasta el detalle, porque el estudiante tendría que configurar tantos parámetros que ya no le saldría rentable usar una planificación automática. Para eso quizá sería mejor dejar que el usuario planifique él mismo a su gusto y condición.

 

Limitaciones de la agenda virtual de planificación

Una estudiante de oposiciones me consultaba la posibilidad de que durante muchos días pudiera estudiar una hora de cada tema programado. Su intención era ir tratando varias tareas en paralelo: hoy trabajo una hora el tema 16 y otra hora el tema 17, y así durante dos semanas hasta terminarlos.

Por “desgracia” STUDEAM no nos puede leer los gustos y nuestro pensamiento (todavía). Por el momento irá organizando las tareas por orden de urgencia: primero hay que terminar lo que expira primero. Si todas las tareas tienen la misma fecha de entrega las irá colocando en orden de creación de tarea.

Puede resultar aburrido para la persona no cambiar de tarea durante una sesión de estudio, probablemente favorecería el aprendizaje mezclar las tareas dentro de una misma sesión, pero la cosa se complica cuando la casuística de tamaños de sesiones y número de sesiones en un día, o la tipología de tareas, pueden aconsejar una solución diferente. Además, si hay que mezclarlas, ¿en qué proporción convendría hacerlo? ¿En función del tamaño de las sesiones o del tamaño de las tareas?

 

Una solución posible usando la app de planificación del estudio

Hay algunos trucos para modelar la planificación de forma más personal si se sabe cómo funciona la lógica de esta agenda virtual inteligente. Sin embargo, esta personalización es posible tomándose el trabajo de fraccionar las tareas en tareas más cortas con fechas de entrega intermedias. Si quiero asegurarme que hoy tocaré dos tareas por intervalo de tantos minutos, basta con crear tareas que expiren mañana y con un tamaño de tarea de esos minutos. Esto tiene sus ventajas y sus desventajas:

Ventajas: se consigue modelar la planificación para personalizarla y podemos entremezclar tareas que tienen fecha de entrega similar. Además, el dinamismo de la vida casa mejor con tareas más breves y fechas de entrega con periodos de distancia más cortos entre ellas. Las tareas largas con mucho tiempo para ejecutarlas son más difíciles de controlar. Si una tarea de 10 horas la fraccionamos en 5 de de 2 horas con fechas de entrega intermedias, según expiren las intermedias STUDEAM nos facilitará su control diario. Así hay menos oportunidades para engañarse.

Y fácilmente podemos aprovechar peor el tiempo disponible forzando las fechas de entrega intermedias que si dejamos a la agenda virtual hacer los cálculos (no es sencillo hacerlos, lo advertimos).

Desventaja: tenemos que invertir tiempo en pensarlo e introducir las tareas fraccionadas, lo cual va en la dirección opuesta de una planificación automática.

 

La agenda online puesta a prueba

Organizar el estudio con una agenda virtual automática tiene sus paradojas y límites. ¿Qué pesa más? ¿Las ventajas o las desventajas? Eso lo debe juzgar cada uno. Seguramente en un futuro la app permita al usuario configurar diferentes reglas de planificación para que el usuario las aplique a su conveniencia. Eso sí, entenderlas bien y elegir las adecuadas en cada momento requiere reflexión y tomar decisiones que se salen fuera de lo “inmediato”.

En Task & Time nos gustaría atender a vuestras sugerencias y críticas para mejorar la app de planificación. Aprendemos de vuestras experiencias, con las que crecerá la aplicación según pase el tiempo. También caben otras opciones de abordar el problema de la planificación como lo hace Shovel.

 

 

 

Close Bitnami banner
Bitnami